Kemados.com

Metiendo chongo desde 1432 (año islámico)

6 cosas que no me agradan de ir al cine

Por: David Bowman | 11 de Noviembre de 2011 |  vistas


La salida al cine, una de las formas de diversión básicas que puede ser disfrutada por niños, jóvenes y adultos. Personalmente me gusta mucho ir a ver películas en la pantalla grande pero ya hace un tiempo que he dejado de hacerlo y no pude evitar preguntarme por la razón… no fue difícil encontrar más de una.

6. La gente que no apaga los celulares

Esta le debe haber pasado a todos, nunca falta un celular-dependiente que no tiene la capacidad cognitiva y empática para poder apagar el celular, o por lo menos ponerlo en modo vibración, al iniciar la función. Confieso que soy una de esas personas cuyo celular se ha convertido en casi una extensión de si mismo pero el único lugar donde lo apago sin chistar es en el cine.

 

A menos que el celular cobre vida y lo impida.

Y puedo comprender perfectamente que haya gente que está esperando una llamada importante o simplemente se le pasó y dejó el celular con el timbre a todo volumen, pero por ejemplo cuando fui a ver X Men: First Class había a unos asientos de distancia un chibolo con su niñera y sus padres insistían en llamarle al Nextel (si Nextel, con su conocido bip bip) para saber si al nene le gustaba la película y luego llamaban a la niñera (¡otro Nextel carajo!) para saber si el nene se estaba portando bien. Felizmente el clásico “shhhhh” del público hizo efecto.

 

Y así dicen que los celulares no afectan al cerebro

 

5. Las colas y los que guardan asientos

Hace un tiempo tenía ganas de ir al cine y la única película que me resultaba interesante para ver era Capitán América, así que me acerque alegremente al cine y compré entradas para mí y unos amigos, el infierno comenzó al caer en cuenta que era jueves y recién estaban estrenando la película, me puse en la cola que ya estaba por salir de las instalaciones del cine, así mantenía la esperanza de poder alcanzar un asiento que no fuera en la primera fila para evitar terminar con el peor caso de tortícolis.

 

Si no estuviésemos tan cerca de la pantalla no sabríamos que se trata de Robert Downey Jr.

Pero al entrar a la sala, vino otro problema: los que guardan asientos. No me refiero a los que simplemente guardan un par de asientos para su enamorada(o) o par de amigos, no, los realmente tóxicos son aquellos que se consideran con el derecho a reservar toda una fila con el ya consabido “Disculpa pero ya está ocupado”. Saben que es lo único peor que esto, ser el que guarda asientos y quedar como el tarado que tiene que repetir como robot “Ocupado, bip, ocupado, bip”.

 

“Disculpa pero todos los asientos ya están ocupados”

 

4. Todo está doblado

¿Recuerdan como hasta hace un par de años la mayoría de películas se ofrecían en versiones dobladas y subtituladas? No pienso explayarme aquí sobre la preferencia que muchos tenemos por ver una película en su idioma original, sea este inglés, japonés o quechua. Baste saber que entre ver la actuación en su completa originalidad o un mal doblaje con frases descontextualizadas la elección es fácil.

 

Ya que esta película se llamó El Secreto del Príncipe concluyo que “half-blood” es “secreto” en inglés

De cualquier modo esa opción de elección de la cual gozábamos ya no existe, cuando fui a ver la cuarta entrega de Piratas del Caribe, consultamos el periódico y el único cine en todo Lima donde la pasaban subtitulada era el Cine Pacífico pero resulta que al comenzar la película esta estaba doblada, al consultar al respecto nos dijeron que había sido un error lo de que había una función subtitulada. Entiendo que mucha gente se aburre de leer (razón por la cual este artículo no pasará de 1500 palabras) pero ¡por favor! Esa película resultó ser mala y encima no pude disfrutar los disfuerzos de Jhonny Depp en su idioma original.

 

Ya destruyeron la imagen del pirata ¿quiénes siguen? ¿los ninjas?
 
  Previa   Página 1 de 2   Siguiente ›
 
 Share on Facebook