Kemados.com

Metiendo chongo desde 1432 (año islámico)

5 presidentes peruanos asombrosamente épicos

Por: David Bowman | 22 de Noviembre de 2011 |  vistas

Como ya hemos señalado previamente aquí en Kemados, pareciese que la corrupción y la política son como hermanas gemelas por lo fácil que resulta confundir una con otra. Sin embargo, es momento de resaltar a aquellos líderes que por su valentía y coraje, o tal vez simplemente porque no tenían nada mejor que hacer, se ganaron un lugar en la historia… de lo épico.

5. Nicolás de Piérola se enfrenta a la Royal Navy

Nicolás de Piérola gobernó el país en dos periodos, de 1879 a 1881 y luego de 1895 a 1899. Sin embargo primero participó en varios intentos de tomar del poder por la fuerza, una de las cales ocurrió en 1877, cuando sus partidarios a bordo del monitor Huáscar se sublevaron y le hicieron subir a bordo del único barco peruano en estado operativo en ese momento, aparentemente para dirigirse a la Isla Tortuga y vivir como piratas. Una vez al mando del buque los sublevados trataron de interceptar la correspondencia oficial del gobierno, la cual era llevada por naves inglesas. Ante esto la Royal Navy, conocida por ser la armada más poderosa de su tiempo y ser uno de los baluartes del poder británico; puso a su escuadra del Pacífico a perseguir al Huáscar.

 

Aquí Piérola importándole un comino

Este escuadrón estaba formado por la fragata HMS Shah y la corbeta HMS Amethyst; al encontrar al Huáscar el 29 de mayo de 1877 se dio el Combate de Pacocha, en el cual pese a las múltiples maniobras de los buques británicos, estos no lograron hacer daño significativo al buque peruano, que en ese momento contaba con muchos novatos a bordo. Ante esta situación los ingleses decidieron usar su arma secreta: un torpedo Withehead, siendo esta la primera vez que se usaba un torpedo autopropulsado en combate. A pesar del tamaño de los huevos de Piérola, que hacían del Huáscar un blanco fácil, el torpedo fue esquivado y el combate terminó en una especie de empate. Esto le ganó mucha popularidad a Piérola y ha sido la única vez en que un buque de la marina peruana ha logrado salir airoso de un encuentro con la armada británica.

 

El Huáscar tratando de espolonear al enemigo… los cañones son para los cobardes

4. Andrés de Santa Cruz unifica Perú y Bolivia

Andrés de Santa Cruz nació en Bolivia, lo cual no le impidió que fuera Presidente del Consejo de Gobierno del Perú (otro nombre para dictador de turno) entre 1826 y 1827 y Presidente (otra vez, dictador) de Bolivia de 1829 a 1839. Pero el gran sueño de este prohombre era el de unificar Sudamérica bajo la égida de Bolivia. La primera oportunidad se le presentó en 1835 al encontrarse Perú en un estado de anarquía, situación que Santa Cruz aprovechó invadiéndolo con sus ejércitos y proclamando en 1836 la creación de la Confederación Perú-Boliviana, en la cual ostentó el cargo de Protector.

 

De lo que debió protegernos fue de las banderas poco originales

El problema vino con que toda esta idea de la unificación no le gusto mucho a Chile y Argentina, que no encontraron mejor idea que invadir a su vez a la recién creada Confederación. Pese a que Santa Cruz logró ganar las primeras batallas, eventualmente se vio obligado en 1839 a huir a Ecuador, con lo cual se puso fin a la existencia del estado binacional. Pero no fue el fin de Santa Cruz, quien siguió postulando a la presidencia de Bolivia y desempeñó múltiples cargos públicos hasta que falleció en 1865 a la edad de 73 años, no sin antes ofrecer sus servicios al presidente peruano Pezet durante la guerra que sostenía con España.

 

Si lo hubieran dejado también “unificaba” a los españoles

3. Ramón Castilla abole la esclavitud

Ramón Castilla gobernó el Perú cuatro veces (sí, es correcto, cuatro veces), como Presidente Constitucional de 1845 a 1851 y de 1858 a 1862 y como Presidente Provisorio de 1855 a 1858 y en 1863. Evidentemente, enumerar todas sus obras tomaría un artículo completo, pero baste con nombrar que luchó en las guerras de independencia y contra el proyecto unificador de Santa Cruz, fundó la diplomacia peruana, tuvo una política americanista que le dio gran influencia internacional a Perú y usando el dinero proveniente del recién descubierto guano hizo construir el ferrocarril Lima-Callao, el primero del Perú y de Sudamérica.

 

Lo que queremos decir es que este tipo influnde terror aunque valga solo 100 intis

Pero lo que inevitablemente nos viene a la mente al escuchar de Ramón Castilla es que liberó a los esclavos. Esto se dio por un decreto emitido en 1854 fruto de la revolución liberal de ese mismo año y ya como presidente provisorio convocó a las primeras elecciones mediante sufragio universal de nuestra historia republicana. No está de más decir que Castilla participó en política hasta sus últimos días y al morir con casi 70 años, tratando de acceder al poder por quinta vez, dijo “Un mes más de vida Señor y haré la felicidad de mi patria, sólo unos días más”… vaya tipo.

 

Y en el colegio insisten en decirnos que su único logro fue liberar a los esclavos
 
    Previa   Página 1 de 2   Siguiente ›
 
 Share on Facebook