Kemados.com

Metiendo chongo desde 1432 (año islámico)

5 cosas que nos enseñaron sobre los Incas que resultaron ser mentiras

Por: David Bowman | 04 de Octubre de 2011 |  vistas



Muchos de nosotros pasamos nuestros años escolares acompañados de libros aburridos y láminas educativas para los cursos de historia: era la época previa a la llegada de Wikipedia y no teníamos forma de saber que lo que nos enseñaban eran básicamente mentiras. En cambio ahora tenemos a todo un equipo de editores asegurándose de que lo que se muestra en internet es pura verdad… ¿no?

5. La Leyenda de los hermanos Ayar.

Cuando tratamos de recordar el origen e inicios de la cultura Inca muy pocos piensan en la migración de una fracción de los Tiahuanaco de la meseta del Collao hacia Cuzco, y si así lo pensaste agradece al dios Inti que sobreviviste a las golpizas por ser la lorna del colegio. Por el contrario lo que se viene a la mente es la Leyenda de los Hermanos Ayar. En resumidas cuentas dice así: cuatro hermanos y sus respectivas esposas, también hermanas, salieron de la montaña Pacaritambo. Entre ellos estaba Ayar Manco quien, tras traicionar sucesivamente a sus hermanos, algunos convertidos en piedra, el otro en hombre alado, se queda con sus esposas y finalmente se establecen en Cuzco.

 Todo grupo exitoso necesita un hombre alado.

Lo que nuestros profesores olvidaron mencionar fue que esta historia fue recogida por Juan de Betanzos, quien al estar casado con una hermana de Atahualpa nos permite suponer que obtuvo esta información directamente de la élite Inca. Ahora todo está claro, ¿para qué enseñar el origen histórico de la cultura Inca? Mejor que nos cuenten la versión mitológica pero entretenida.

 

Si está en un libro debe ser verdad.

4. Durante el Incanato todo era paz y armonía.

En la época escolar nos enseñaron que los Incas eran señores nobles y generosos con su pueblo y que se guiaban por los principios de Ama Sua, Ama Quella y Ama Llulla. Se trataba de una sociedad utópica en la cual nada faltaba y la única razón por la cual no seguimos viviendo en dicho paraíso terrenal fue por la llegada de Francisco Pizarro y su troupé de españoles en 1532. Todos saben lo que vino después: la muerte y persecución de los últimos gobernantes Incas seguido de siglos de esclavitud y servidumbre a la corona española a través del Virreinato.

.

 Es una historia digna de ser dirigida por Mel Gibson…o pensándolo bien mejor no.

Sin embargo parece que nuestros profesores, en su afán de proteger nuestros infantiles oídos o simplemente porque estaban en la luna, olvidaron mencionar los abusos que cometían los Incas con los pueblos que conquistaban. Es así que por medio de cronistas sabemos que los Incas llevaban a dichos pueblos sus obras de ingeniería -como caminos y sistemas de riego- junto con un régimen de terror con veedores listos a reportar la menor infracción a las autoridades, las cuales ejecutaban castigos que iban desde la mutilación de miembros hasta la muerte. Y no hay que olvidar que existía la costumbre de fabricar tambores con la piel de rebeldes o enemigos derrotados.

 Eso último me ha quitado las ganas de jugar Incas Rock Band.

3. La Leyenda de Manco Cápac y Mama Ocllo.

Esta historia es harto conocida y basta con recordar que Manco Cápac y Mama Ocllo eran hermanos, por ser hijos del dios sol, y también marido y mujer. Su padre decide enviarlos al mundo de los hombres para que les enseñen a cazar, cultivar la tierra, tejer, cocinar y otras cosas útiles para sobrevivir. ¿Cómo hacían antes de su llegada? Nadie lo explica. Es así que se establecen en Cuzco, erigiéndose como los primeros gobernadores incas.

En el colegio tenía la idea de un Schwarzenegger Cápac.

Esta leyenda llega a nosotros gracias a los Comentarios Reales de los Incas de Inca Garcilaso de la Vega. Sin embargo se considera que esta historia debió ser elaborada durante el auge del estado inca para dar soporte divino a los gobernantes o que incluso podría haber sido creada por el mismo Garcilaso.

Previa   Página 1 de 2   Siguiente

Share on Facebook submit to reddit