Kemados.com

Metiendo chongo desde 1432 (año islámico)

Las 5 mayores mentiras sobre el impuesto a la comida chatarra

Por: Prof. J. Lab | 10 de enero de 2012 |  vistas 

 

 

 

En Kemados.com estamos genuinamente preocupados por la fagomanía nacional y nos unimos a la campaña del Ministerio de Salud por la mejora de la dieta nacional. La controversia, que siempre es promovida por esta página, nos invita a exponer los puntos débiles de la actual propuesta gubernamental.

¿Qué es chatarra?

Según la Rae.- 1. “Escoria que deja el mineral de hierro” 2. “Conjunto de trozos de metal viejo o desecho”.

Ambos significados en un sentido más amplio, describirían comida que es escoria o desecho simplemente. Analicemos en el siguiente articulo para poder darnos una idea de otras formas de ver este concepto. 

Ahora que tenemos una definición de esta macabra comida, y tenemos además un clérigo de la salud (foto de Dr. Tejada), que dictamina lo que es bueno o no.

 

Misma diferencia. 

Dado el poder del Estado y su deseo morboso por controlar nuestra conducta, nos preguntamos si sería conveniente que los gobiernos dicten nuestra política alimentaria familiar. Veamos juntos los pros y contras de esta propuesta.

 

1) Impuestos vs. tributos

Algo que deberíamos enseñar en las clases de cívica, es cómo el Estado recibe dinero para poder sufragar sus gastos: defensa, orden interno, justicia, educación y salud. Lo recibe a través de dos mecanismos, el “impuesto” que es una tarifa que se paga al realizar alguna acción, como el Impuesto General a las Ventas, Impuesto Selectivo al Consumo; y el otro es a través de los tributos.

Los impuestos son recogidos por el fisco y forma una bolsa con la cual se sufragan los gastos del Estado de manera general.  Esto va a los misiles Spike, pagar los tanques chinos, la comida de Alan, los viajes de Nadine y los whiskies de Toledo.

 

 Y Alan sí que necesita haaaaaaarta comida

En el caso de los tributos, son tarifas especificas que van a fines específicos establecidos por ley, por ejemplo cuando vas por la carretera y pagas el peaje, EMAPE usa ese dinero para mantener la carretera y solo para el fin de mantener y ampliar la red vial, de no usar el dinero a fin de año se retrotrae al fisco. Por eso es que siempre las reparaciones de pistas las hacen en diciembre, para poder usufructuar de ese dinero y que este le llegue a los amigos de las autoridades al mejor estilo de Comunicore y su gente. Otro famoso caso es el del Fonavi (pronto David Bowman escribirá una artículo al respecto).

Entonces lo que el Dr. Tejada plantea es que paguemos un impuesto cada vez que atoremos nuestras arterias con comida chatarra… Interesante punto… ¿pero servirá el impuesto? ¿Será usado por el sector salud? ¿El sector educación empleará sus recursos en cambiar la conducta de los estudiantes? ¿O simplemente este dinero irá a engordar el erario público y darle más servicios a la robacable, al comeoro, pintar de naranja la cárcel de Fujimori y programarle más exámenes médicos a Antauro?

El Estado también es muy hábil en proporcionarle a la población buenos consejos en sus campañas públicas, recordemos el comercial Marca Perú y el agudo consejo que nos dan, los cuales se podrían reducir a “haz surf y come como si necesitaras una dieta de 5000 calorías”. En otras palabras, vamos a gastar millones de soles para solucionar los problemas causados por un consejo de una campaña que nos costó millones.

 

Dinero que quizá se pueda gastar en que estos niños no coman "comida chatarra" de verdad 

Una vez que el Estado corrija estas contradicciones, procederá a subirnos los precios de la comida chatarra, lo cual para algunos es conveniente, ya que quitará a varias empresas de la competencia, y por lo tanto, los empresarios culinarios, conocidos por su afición a elevar los precios, procederá a subir más los suyos, ya que el cliente tendrá menos opciones. Al tiempo nos daremos cuenta del error, (recuerdas la subida al IGV) bajaremos el impuesto pero los precios no bajaran, ¿o algún producto bajo en 1% cuando bajaron el IGV en el 2011?

 

2) Comidas “saludables” no-chatarra

El Ministro ha salido a través de su vocera a darnos una muestra de comida apetecible y otra deleznable. Me llamó la atención la ración a lo Gastón (es decir un platazo enorme pero con poca comida) que nos ofrece la burócrata de turno.

 Imposible volverse obeso con la dieta Gastón

Pero observemos tres de esas comidas que ahora podremos comer “moderadamente”:

a) El Pollo a la brasa: Con mucha creatividad criolla el viceministro de Salud nos dice que comer con “moderación” pollo a la brasa es saludable. Desde aquí recordamos al ministro que todo lo que es moderado es saludable: ¡si la gente o el público en general fueran moderados, francamente no habría que hacer ninguna campaña! El delicioso pollo a la brasa, cuya crocante piel es cocida en su grasa, acompañado de papas fritas que son inundadas en mayonesa… como comprenderán se trata de un atentado contra las arterias y el cardiólogo. ¡El público general, que ni siquiera respeta la norma de no manejar ebrio, se olvidará de dicha recomendación y se empujará su cuarto de pollo full salsas!

b) Anticuchos: Aun peor que el pollo a la brasa, el anticucho tiene lo peor de todos los mundos, es prácticamente un comprimido de colesterol que es sometido a una parrilla, lo cual lo hace altamente cancerígeno por el carbón quemado (¡ojo, no Kemado!). Claro que habrá que comerlo con “moderación”.

c) Picarones: Una masa de harina de camote, frita en un aceite de sabe Dios dónde, embadurnada con una sustancia dulce… hmmm, ¡que saludable!

 

En la imagen: persona y dieta saludables

 

3) El símil del alcohol y el tabaco

En una discusión de sobremesa (con comida chatarra de por medio) un miembro del equipo de Kemados.com me planteó lo siguiente: “Si comes una hamburguesa de McCutra, te terminas enfermando a largo plazo y serás una carga al sistema de salud. Por ende, se le debe gravar lo mismo que al alcohol y el tabaco”. La diferencia con el consumo de sustancias como el alcohol o el tabaco, que me envenenan y matan a largo plazo, es que cuando tomo alcohol afecta mi sistema nervioso central, impidiendo el criterio claro. Esto lleva por ejemplo, a que gente ataque, mate, viole o maneje ebrio, lo cual no es solo una agresión contra sí mismo, sino también contra los demás. ¡Recuerda que en Lima más personas murieron a causa de accidentes de tránsito del 2003 al 2011 que los muertos del ejército estadounidense en Bagdad!

 

 Aunque a veces cruzar las calles en Lima me hace sentirme así

El caso del tabaco es de diferente naturaleza, ya que el subproducto directo del cigarro, el humo, afecta a las personas que te rodean y estas no pueden evitarlo. Además, el cigarrillo fue diseñado para crear adicción a corto plazo, lo cual debería no solo estar gravado sino también prohibido. ¡Recuerda que el cigarrillo posee decenas de sustancias con las cuales no alimentarías ni a las ratas de laboratorio! Por lo tanto, se estaría gravando el hecho de afectar a un tercero, mas no la estulticia de hacerse daño a uno mismo, ¡sino deberíamos gravar con impuestos, el matrimonio, los niños, la playa y el salir a caminar en días soleados!

 

 Pero si más bien gravaran la pinta cool, arreglamos el presupuesto

<  Previa  Página 1 de 2  Siguiente > 

 Share on Facebook submit to reddit

Comentarios