Kemados.com

Metiendo chongo desde 1432 (año islámico)

5 personajes con buenas intenciones que arruinaron el Perú

Por: David Bowman | 05 de Enero de 2012 |  vistas

Aquí en Kemados nos gusta resaltar a personajes egregios y épicos, pero en esta ocasión vamos a repasar los logros de personas cuyas acciones -aún motivadas por las mejores intenciones del mundo- no pueden ser calificadas como épicas, sino como epic fail.

 

5. José de San Martín

 

Junto a Simón Bolívar uno de los grandes libertadores de América, este militar argentino figura en nuestros libros de historia por su participación clave en la independencia de Argentina, Chile y Perú. Debemos agradecer a este señor que en nuestra niñez tuviéramos que practicar la marcha militar una y otra vez cada vez que se acercaba el 28 de julio. De esta manera conmemoramos la Independencia de Perú, que como sabemos fue declarada en 1821, a pesar de que San Martín no libró ninguna batalla en territorio del que sería la república del Perú y que sería recién en 1824, Batalla de Ayacucho mediante, que se derrotaría al último bastión realista en la nueva nación.

 

San Martín y Bolívar no esperaban terminar siendo patrocinados por un banco español.

Lo curioso es que la élite criolla y dirigente de ese entonces no deseaba la independencia de España; lo que buscaban era una serie de reformas, que por cierto eran para su propio beneficio mas no del Perú como nación, dejando de lado a la población indígena. Al momento de firmar el acta de independencia muchos lo hicieron por temor a las fuerzas de ocupación “patriotas”, y prueba de ello es que la mayoría de firmantes huyó y muchos otros notables se escondieron para no poner su rúbrica en dicha acta. Por si fuera poco, San Martín se reuniría al año siguiente con Bolívar y le cedería sus ejércitos para que sea este último el que se encargara del “trabajo sucio” de ir al encuentro de los ejércitos realistas en Perú. En pocas palabras, San Martín independizó a un pueblo que no buscaba la independencia y como dejó el trabajo a medias se lo endosó a Bolívar. Nota curiosa, en Perú se le llama en ocasiones Fundador de la República pero San Marín deseaba una monarquía constitucional para Perú… como dijera Condorito: “¡Exijo una explicación!”.

 

“Desde este momento el Perú es libre e independiente… porque me da la gana y ya vean ustedes cómo se las arreglan”

 

4. Manuel Pardo

 

Manuel Pardo y Lavalle fue un político que ocupó la presidencia de Perú entre los años 1872 a 1876, siendo el primer presidente civil de nuestra historia republicana. Pardo tenía claro al llegar al poder que para lograr el desarrollo era necesario invertir en educación así como fomentar la participación de la población en las tareas gubernamentales. De igual manera buscó modernizar a las fuerzas armadas para disminuir el militarismo imperante. Lo malo para Pardo fue que la crisis económica y las rebeliones populares impidieron que desarrollara su plan de gobierno y tuvo que hacer un viraje al mejor estilo de Ollanta Humala.

 

Mismo Darth Vader, se pasó al lado ultramontano de la fuerza

Para resolver la crisis económica, Pardo tomó entre otras medidas la revisión del Contrato Dreyfus que regía la venta del guano. Esto no sirvió de mucho, puesto que las reservas guaneras estaban en declive así como el mismo precio de este fertilizante. Los gastos incurridos por el estado llevaron a Pardo a cancelar la construcción de dos navíos blindados que hubiesen servido para equiparar el poderío naval de Perú con el de Chile que se encontraba en plena carrera armamentística. Pero bueno, esto se dio en una ambiente de crisis ¿qué más podría haber hecho Pardo? Pues firmar el Tratado Secreto Defensivo con Bolivia en 1873 que después serviría de pretexto a Chile para dar inicio a la Guerra del Pacífico, la cual llevaría a la pérdida de Arica y temporalmente Tacna.

 

Pocos tienen la suerte de una segunda oportunidad

 

3. Juan Velasco

 

Juan Velasco fue el dictador de turno que nos tocó en suerte entre 1968 y 1975. Su gobierno era socialista y como tal hizo múltiples reformas con la intención de hacer que las clases más marginadas, en particular las indígenas, pudiesen gozar de todos los derechos inherentes a un ciudadano así como acceso a una buena alimentación y educación. En este sentido cabe destacar la reforma educativa de 1972. Esta estableció la enseñanza bilingüe para los quechua-hablantes así como creó la educación inicial y especial y promovió la construcción de escuelas en zonas alejadas de la capital. Vaya, parece que esta reforma salió bastante bien, ¿qué podría salir mal si aplicamos otras reformas? ¿qué tal una reforma agraria?

 

Si está en una estampilla tiene que ser bueno

Bueno, muchos saben a dónde va esto. La Reforma Agraria de 1969 expropió a los hacendados de los medios productivos agrícolas y fueron entregadas a asociaciones campesinas para su administración. ¡Abajo el latifundio! ¿qué podría tener esto de malo? Bueno, ya que el gobierno deseaba entregar alimentos buenos y baratos a la gente de las ciudades, esto requería el control de los precios de los productos agrícolas, los precios bajos arruinaron a las cooperativas del campo y el siguiente paso fue la toma de cada campesino de una parcela para su uso… fin de la reforma.

 

Pecios bajos en versión capitalista
 
  Previa   Página 1 de 2   Siguiente ›